Chebakia (dulce marroquí de miel)

La entrada de hoy me gustaría comenzarla con un brevísimo resumen de mi maravilloso viaje a Marruecos, un país que me fascinó desde el primer momento que puse los pies en él. He de reconocer que cuando mi marido y mi hija, que ya lo conocía, planearon el viaje yo era un poco reticente ante la idea pero afortunadamente me convencieron y, a día de hoy, creo que es uno de los viajes que mejor sabor de boca me ha dejado. Hicimos un recorrido personalizado de algo más de una semana con Nabil, un guía maravilloso, que en su propio coche nos descubrió los secretos de un país que embruja desde el primer momento. Paseamos en burrito por la Kasbah Ait Ben Haddou; descubrimos el mundo cinematográfico de Ouarzazate; nos perdimos en la Medina de Fez; dormimos bajo las estrellas en las jaimas de Alí, escondidas entre las dunas de Merzouga a las que llegamos entre las jorobas de los camellos; cruzamos el Atlas llegando hasta la bella Garganta del Todra; y degustamos té y chebakia en la famosísima plaza Yamma el Fna de Marrakeck. Y es precisamente esa receta la de los chebakia la que hoy comparto con vosotros. He de reconocer que la receta y la elaboración no es mia, sino de mi hija que llevaba muchísimo tiempo queriendo preparar estos deliciosos dulces de miel. Espero que os gusten.

















Ingredientes:
  • 650 gramos de harina.
  • 1 cucharada sopera colmada de canela molida.
  • 1 cucharada sopera rasa de anís molido toscamente.
  • 1 cucharadita rasa de azafrán.
  • 6 gramos de levadura en polvo.
  • Una nuez de levadura de panadero.
  • 1 huevo.
  • 85 gramos de mantequilla.
  • 85 mililitros de leche entera.
  • 85 gramos de sésamo tostado.
  • 40 mililitros de agua de azahar.
  • 30 mililitros de vinagre.
  • Una pizca de sal.
  • Miel.
Preparación:
En un bol de tamaño medio mezclamos la harina, la sal, la canela, el anís y la levadura en polvo.

















Hacemos un volcán y en el centro añadimos la levadura de panadero diluida en un poquito de agua. Volvemos a mezclar bien , utilizando las manos e incorporamos poco a poco el sésamo bien molido (yo utilicé la picadora).

















Una vez que tengamos estos ingredientes bien mezclados, volvemos a formar un volcán y en el entro añadimos la mantequilla ablandada, el huevo ligeramente batido y el resto de líquidos (agua de azahar, leche, vinagre) en los que habremos disuelto la cucharadita de azafrán.

















Amasamos bien con las manos hasta que quede una masa bastante más dura que la del pan.




















Llegados a este punto ya tendremos nuestra masa lista y es el momento de dar forma a las chebakias. Tal vez al leerlo os dé la sensación de que es complicado, pero os puedo asegurar que con un mínimo de maña los podreis hacer sin problemas, además si nos os aclarais demasiado con la explicación en youtube haya algunos videos, donde podeis ver como se hace porque ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras. Noobstante, os explico paso a paso.
En primer lugar extiramos la masa con el rodillo lo más fina posible (cuanto más fina más buenos quedarán a la hora de comerlos) y cortamos en cuadraditos. A cada uno de estos cuadros le hacemos cuatro cortes paralelos sin que lleguen al borde de la masa, tal y como se ve en la foto.

















Una vez hechos los cortes, tomamos la porción en las manos e introducimos un dedo por las tiras. Uno por arriba y otro por abajo, también como se ve en la foto.



















Apretamos con los dedos los dos extremos externos de la masa hasta unirlos (en la foto de arriba podeis ver que es la parte de la masa que mi hija esta pellizcando). Una vez que hemos hecho este paso damos la vuelta a la masa. Es decir, la doblamos sobre sí misma de manera que queden unas flores parecidas a estas.






















Cuando tengamos todas las galletitas formadas con forma de flor las freimos en abundante aceite de girasol, bien caliente.




















Mientras tanto llenamos un cazo con miel y lo ponemos en el fuego y una vez fritas las chebakias las pasamos directamente (sin esperar a que se enfrien) a la miel. El baño debe ser largo, aproximadamente lo que tarde en freirse la tanda siguiente.




















Antes de servir se espolvorean con un poco de sésamo en grano y a comer. Os puedo asegurar que están deliciosas y que se conservan muchísimo tiempo sin perder nada de sabor. Espero que las probeis.


Otras Recetas

33 comentarios

AIRES DE AGUILAS dijo...

Una receta muy interesante. Te han quedado muy bonitos. La gastronomia marroquí me atrae bastante, con unos dulces exquisitos.

BESOS

MALÚ dijo...

Qué maravilla esta receta!!! En una ocasión lo probé y estaba ummmmm!!! de vicio. Te ha quedado genial. Un abrazo!!!

La cocina de mi abuelo dijo...

buen viaje y una postre excelente

Chocolate pocket dijo...

Pero María, qué pintaza más deliciosa tienen! Tienen que estar riquísimos, se me hace la boca agua desde la primera imagen de este post. Una recetita nueva con ganas de probar, así no hay quien pueda!
Nunca he estado en Marruecos, en ningún rinconcito, para mi desgracia, porque es un país que me llama muchísimo la atención. Algún día caerá, estoy segura.
Besos.

Mary dijo...

María le das la enhorabuena a tu niña de mi parte, que sale a su madre en buena cocinera y seguro que en guapa también. ¡Cómo me gustaría hacer ese viaje y dormir como una princesa bajo las estrellas! Por ahora me conformo con guardar tu receta y probarla en cuanto regrese a casa. Besos.

sofiaaurora dijo...

Hola Maria parecen similares a los pestiños o a mi me lo parece, deben de estar para morirse de placer, besos

laury dijo...

hummmm deliciosos niña!! son super parecidos o los mismos con otro nombre a las famosas chuparquias,tambien ducles marroquies,los conoces? es que no se si seran diferentes o no,pero de aspecto con muy parecidos,y tambien llevan miel,precisamente tengo yo ahora en mi casa y me estoy poniendo como el kiko jeje,a ver si pongo yo una entrada con ellas(si da tiempo antes de que se las coman todas) y las ves.
un saludito guapa.

Anyol dijo...

Hola Maria, me encantan los postres marroquies. Hay unos que parecen pestiños, y estos te han salido de maravilla.

vicky dijo...

Un paso a paso completo y con unas explicaciones tan bien hechas que es imposible que se resista esta receta....... tienen una pinta impresionante
Besitos

Silvia dijo...

Maria mi marido es de Melilla, yo he ido en varias ocasiones y la primera vez me paso igual que a ti, primero no te atreves a ir y cuando estas alli no quieres venir......!son culturas tan difererentes!.
Este postrecillo te ha quedado fantastico, la verdad es que a mi me encanta la comida moruna....¿se dice asi?.....un besote

PAN FRITO O REBANAS dijo...

Tus dulces me han convencido, así que con tu permiso me los llevo, que estos no puedo pasar sin probarlos.
Besos. Lola

Davi dijo...

Que pinta más buena que tienen.....no los he probado nunca los dulces marroquíes y mira que siempre los suelo ver en los mercados medievales pero la verdad es que no me llaman nada probarlos...porque yo tengo mis manías...pero estos no lo dudaría.
Besos

Estela Getino dijo...

Hola María, esta receta es una delicia. Yo se las he visto hacer a mi abuelastra italiana, pero ella las llama "crústeles". No llevan exactamente los mismos ingredientes pero el procedimiento es muy parecido. Para mí son un vicio, una cuestión de comer sin parar. Muy ricos los dulces árabes. En repostería, los árabes, armenios y judíos, los mejores!

Labidú dijo...

Vaya buenas!!! con las especias tienen que estar de lo mejor. y con la miel, ya no te cuento. Menudo viajecito!!! La próxima me avisas y voy con tu maleta!!! Besinos.

Anita. dijo...

guauuuu tienen que estar riquísimos estos dulces..
la repostería marroquí es muy buena.
Me apunto la receta.
besitos,
Ani.

Azúcar, Canela y Miel dijo...

Amiga mía que dulces tan ricos, todo lo que pertenece a la pastelería del mundo árabe es una delicia.
Besos y feliz fin de semana.

Carmen dijo...

María, menudo viajecito que te has marcado. Me has puesto los dientes largos...y eso que yo acabo de llegar de la playa...pero no se puede comparar. De Marruecos sólo conozco Marrakech y soy una enamorada del lugar. Coincido en lo que dices sobre el país.

Los dulces típicos son maravillosos (aunque bombas calóricas), con miel, frutos secos, mmmm se me hace la boca agua de sólo pensarlo. Las chebakias de tu hijo han quedado auténticas. Mi más sinera enhorabuena.

Bss y hasta pronto, Carmen

tremendita dijo...

Ole y ole, vaya dulce mas bueno que has hecho, los he probado de una amiga argelina y estan...buenisimos, no sabi acomo se hacia y gracias a ti lo he visto.Me comia yo ahora mismo una chebakias.
Vuelve pronto que te echo en falta mujer ...pero pasatelo muy bien.

Besitos guapa

María Galván dijo...

Lo prometido es deuda :D

Me alegro mucho de que te hicieras seguidora porque yo no conocía tu blog, así que ya conozco más cositas sobre ti y mira uqe casualidad...que de especialidades marroquís no tengo ni idea, así que he tomado nota de tu receta.

Gracias y besos!
GustoCocina - María G.

Libertad dijo...

Hola Maria, gracias por tu visita a mi blog, como ves te la devuelvo y con tu permiso me quedo de seguidora, ya que me han encantado tus recetas y esos viajes gastronomicos. Felicita a tu hija por la elaboracion de esos dulces marroquis ya que tienen una pinta estupenda.besos.

Ciccia dijo...

Buonissimi questi dolcetti, brava! Li ho mangiati in una pasticceria e mi piacciono tanto, ma non sapevo che si potevano fare a casa. Complimenti! Io sono golosissima allora ti seguo subito. Saluti da Roma!

Victoria dijo...

Maria, no te imaginas como me gusta tu receta, adoro los dulces marroquíes y este tiene un aspecto delicioso. Te copio la receta y felicita a tu hija porque este dulce le ha quedado de lujo. Besos.

María dijo...

muchsimas gracias a todas, por todos los comentarios me hacen una ilusion muy muy grande,por se la receta de mi hija y hecha por ella,un abrazo y un monton de besos para todas cosicasdulces.blogspot.com

Rosana dijo...

Que ricas Maria! tienen una pinta deliciosa. Besos

María dijo...

Ay que ver Maria, como he andado un poco perdida en estos días, entre fugaces escapadas y días de relax total, me he perdido este maravilloso viaje, te aseguro que al leer tu andar por esas tierras, me has dejado un tanto enganchada, y mira que me han hablado de todo ese encanto que tiene, pero tu parece que me has cogido de la mano y me has ido señalando cada rincón.
Me quedo con este dulce, que estoy segurísima me va a gustar, te dejo un besote gordo

Claukh dijo...

Hola Maria, muchas gracias por transmitir esta receta, yo tambien la probé en Marruecos en una tienda casera y me enamoré. Estoy planeando el abrir un salon de té marroqui con dulces arabes en el Peru (De donde soy) estoy estandarizando mis recetas, me ayudarias mucho indicandome con esta receta cuantas chebakkias obtienes o cuanto es que rinde ???

María dijo...

Hola Claukh, perdona la tardanza en contestar pero he andado muy liada. La receta que pongo es para unas 50 piezas, depende del tamaño que las hagas, claro, pero más o menos 50. Tengo hecha otra receta arabe que publicaré dentro de poco. Un saludo.

omima dijo...

me encanta pasteles de maruecos por que soy de maruecos por eso ademas me encanta chebakia muchisima que bien
guaaaaaaaaaaaaaa

Marga dijo...

impresionantes!! yo también adoro Marruecos en mi blog tengo publicados 5 post sobre Tánger, me apasiona tu receta y seguro que la hago, los probé en Marrakech y me rechiflaron, gracias bsss

Nadia Zinane Baqouah dijo...

Le falta las almendras es el ingrediente más importante

Anónimo dijo...

perdona pero no están echas bien creo que le echaste levadura de sobra........hahahahahah

Anónimo dijo...

la levadura es prensada fresca o el polvo?

Aicha Islam dijo...

Hola que buena pinta tiene todos