Espinacas guisadas

Propósito de nuevo año: publicar, al menos, una vez por semana. Pues sí, este es mi propósito para este 2017 recién estrenado. Este rinconcico que, he de confesar, aunque nunca he abandonado he tenido un poco olvidado este último año, me da muchísimas alegrías, me hace evadirme de los problemas y me permite disfrutar de un tiempo que es puro relax así que me lo he propuesto: no pienso permitir que las obligaciones se llevan por delante algo que me encanta. Así que aquí estoy de nuevo con el firme propósito de recuperar el ritmo en las publicaciones. Empiezo 2017 con una de esas recetas de las abuelas que tanto me gustan: espinacas estofadas. He sacado la receta de Los fogones tradicionales, un programa de Canal Cocina al que estoy totalmente enganchada. en él se recorren pueblos perdidos de España para que sean sus habitantes los que elaboren sus platos más tradicionales, cocinados a la leña y sin utilizar más utensilios que los de toda la vida. Espero que os guste.
Ingredientes:
Tres manojos de espinacas frescas.
Una cucharadita de comino.
Una cucharadita de pimentón dulce.
Pimienta negra.
Sal.
Dos rebanadas de pan.
Tres dientes de ajo.
Una hebras de azafrán  (yo usé Sanfiro; un azafrán gourmet artesanal y 100% cosecha española)
Aceite de oliva virgen extra.
Un vaso de agua.
Tres huevos.
Elaboración:
Comenzamos friendo las dos rebanadas de pan y los tres dientes de ajo. Una vez fritos los pasamos a un mortero. Añadimos la pimienta, la sal, los cominos y las hebras de azafrán. Siguiendo los consejos de Sanfiro, antes de añadir el azafrán he metido las hebras durante 15 segundos en el microondas para que soltasen todo su aroma y ha sido todo un acierto. Hacemos un majado, añadimos un vaso de agua y reservamos.
En el mismo aceite que hemos frito los ajos freímos ahora las espinacas que previamente habremos cocido. Una vez fritas añadimos el pimentón y el majado que teníamos reservado.
Cocinamos durante un par de minutos y por ultimo añadimos los huevos. 
Dejamos a fuego suave y con la cazuela tapada el tiempo justo para que se cuajen los huevos y listo. A mi me gusta servirlo con unos pimientos rojos fritos.

Dulcerías navideñas

Ya tenemos la Navidad aquí (hay que ver lo rápido que pasa el tiempo) y con ella las dulcerías propias de estas fechas. Dulces tradicionales que, en la mayoría de los casos, proceden de recetarios familiares. Joyas gastronómicas que no debemos perder y que al menos una vez al año deben acompañarnos en nuestra mesa. En casa ya estamos, desde hace varios días, preparando los dulces que llenarán nuestra bandeja de Navidad y aunque he preparado algunos que aún no están en el blog (prometo hacerlo esta semana) me apetecía compartir hoy un resumen de todos los que he publicado desde que comencé con mis Cosicas Dulces. Espero que os gusten.
Polvorones. Receta aquí.
Cortadillos de canela. Receta aquí.
Roscón de Reyes relleno de nata. Receta aquí
Flan de turrón. Receta aquí.
Empanadillas de Navidad. Receta aquí.
Polvorones de Nutella. Receta aquí.
Marquesas. Receta aquí.
Pasteles de gloria. Receta aquí. 
Tortas de Pascua murcianas. Receta aquí.
Tortadicas de Reyes de yema quemada. Receta aquí.
Roscos de vino. Receta aquí
Stollen. Receta aquí.
Torticas del recao o del conde. Receta aquí.
Tronco de Navidad. Receta aquí.
Turrón de chocolate y nutella. Receta aquí.
Polvorones. Receta aquí. 
Galletas de Navidad. Receta aquí. 
Casitas de jengibre. Receta aquí. 
Turrón de chocolate. Receta aquí. 
Turrón de trufa y naranja. Receta aquí. 
Galletas de jengibre. Receta aquí.
Pastelillos de cabello de ángel. Receta aquí.
Licor de chocolate. Receta aquí. 
Roscón de Reyes. Receta aquí.
Borrachos, dormidos o serenaos. Receta aquí. 
Cordiales. Receta aquí. 
Alfajores de almendra y chocolate. Receta aquí. 
Rocas de Navidad. Receta aquí. 
Panettone. Receta aquí. 
Tentación de Jijona. Receta aquí.


Mousse de chocolate

Hoy toca una recetica dulce: se trata de un mousse de chocolate muy ligero y nada empachoso elaborado a partir de una crema inglesa. Su ligereza hace que sea ideal para tomarlo a cucharadas o como relleno de una tarta o pastelito. Yo en esta ocasión lo he servido acompañado de unas Fresh Pearl de Spherika Gourmet de fruta de la pasión y el resultado nos ha encantado. Es la primera vez que cocinaba con esferificaciones de fruta y he de confesar que me ha encantado. La explosión de sabor en boca es una maravilla y de hecho ya estoy pensando bastante utilidades de cara a las fiestas de Navidad que ya tenemos a la vuelta de la esquina. 
Ingredientes:
Para la crema inglesa:
150 gramos de nata liquida.
60 gramos de azúcar.
100 gramos de leche.
3 yemas.
Para la mousse:
La crema inglesa.
115 gramos de chocolate negro.
230 gramos de nata montada.
Una pizca de sal Maldon.
Esferificaciones de fruta de la pasión.
Elaboración:
Mezclamos la nata con la leche y la mitad de azúcar y ponemos al fuego hasta llevar a ebullición. a continuación montamos en un bol las yemas con el azúcar restante. Cuando hayan blanqueado vertemos sobre ellas la mezcla de nata, leche y azúcar que habíamos hervido.
Una vez bien mezclado todo lo volvemos a colocar al fuego hasta que espese. En ese punto tenemos lista nuestra crema inglesa a la que ya fuera del fuego añadiremos el chocolate bien picado y la sal.
Cuando esta mezcla alcance una temperatura de unos 35º le añadimos la nata (230 gramos) que previamente habremos montado.
Repartimos la mousse en copas y dejamos enfriar hasta que tome textura. Antes de servir coronamos con unas esferificaciones de fruta de la pasión.
Y ya tenemos lista nuestra mousse.